VIVIR EN ITALIA: De fiesta por Turín (I)

¡Ay Torino! ¡Ay Torino guapo!

El comienzo de este artículo, además de ser un guiño al Fary, ese gran artista al que admiraba Torrente, es un guiño a la ciudad de Turín, la cual tuve oportunidad de visitar en Diciembre de 2007. Por aquél entonces llevaba tres meses en Italia, concretamente entre Padova y Venecia, haciendo las prácticas de fotografía con una beca Leonardo Da Vinci. Tuve la suerte de que ese año coincidiéramos varios amigos por el territorio italiano. Tenía un par de amigos en Florencia y a Marta en Turín, así que después de haber visitado Florencia, y demás ciudades italianas, decidí visitar a mi Martita y de paso darme un tour por la ciudad a orillas del río Po antes de que se finalizase mi beca.

Panorámica de Turín desde la Mole Antonelliana

Panorámica de Turín desde la Mole Antonelliana

Día 1: Los Murazzi del Po

Salimos un viernes a medio día de la estación de tren de Pádova dirección Turín en un tren regional, el único que nos permitía coger el Interrail Italia Pass de cuatro días que pillamos para viajar por el país, ya que una amiga que hacía las prácticas en una agencia de viajes gestionó la compra de los billetes para un grupo grande y nos salió bastante barato, unos 60€ pagamos por el ticket de Interrail. Hoy, por el mismo ticket habríamos pagado 152€. Así que, como se suele decir: “triunfamos”.

Eran las ocho de la tarde, aproximadamente, cuando llegamos a la Stazione di Torino Porta Nuova. Mi amiga Marta ya estaba esperándonos y tras los besos y abrazos iniciales nos dirigimos hacia su casa a dejar las mochilas y empezar el tour nocturno por la ciudad de Turín. Marta llevaba ya varios meses allí y se conocía los mejores sitios de fiesta, así que después de ir a un bar donde había una fiesta reggae con “aperitivo”, es decir, una mesa llena de platos exquisitos de comida vegana en la que había un platito en el que tú depositabas “la voluntad”. Vamos, que podías comer lo que quisieras por lo que considerases estimado. Y nosotros como buenos españoles, estudiantes, y muertos de hambre tras cuatro horas de tren… Pues dispusimos a voluntad de aquellos veganos manjares.

Murazzi del Po

Murazzi del Po

Una de las cosas que más me gustaron de Turín es que lo tradicional y lo moderno son dos aspectos que conviven a la perfección. Un ejemplo de ello son los alrededores de Piazza Vittorio Venetto, donde se encuentran (o encontraban) los Murazzi. Una antigua zona de talleres en la margen izquierda del río Po y, sin duda, lugar nocturno de culto de la movida alternativa turinesa. Llegamos allí bien entrada la madrugada y pudimos disfrutar de la noche como en ninguna otra ciudad italiana, paseando por sus locales de fiesta, brindando y bailando hasta el amanecer. En los Murazzi podemos encontrar el mítico pub Giancarlo, de los más antiguos de la ciudad. Como contrapunto a lo alternativo y moderno que ofrecen los Murazzi, justo frente a ellos, en la margen derecha del Po nos encontramos la imponente imagen del Convento dei Cappuccini, iluminado, majestuoso y sacro, que vela por los turineses como guardián silencioso de lo sagrado y las tradiciones.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s