10 Cosas únicas de Turquía

Turquía es, sin duda, un país fascinante. Cuna del Imperio Bizantino, Imperio Romano de Oriente y el Imperio Otomano, su inmenso pasado histórico así como su legado artístico y cultural, hacen que visitar Turquía se convierta en un auténtico deleite para los amantes de los contrastes. Aquí te resumiré, no obstante, una pequeña lista con diez aspectos del país que, a mí parecer, son únicos.

1. Ojo Turco (Nazar Boncuk)

Este curioso ojo azul, es todo un símbolo en Turquía, además de ser uno de los souvenirs más vendidos del país. Suele ser de cristal y lo puedes encontrar en numerosos objetos como lámparas, pulseras, collares, adornos para el coche, para la casa y un largo etcétera. Es considerado un amuleto contra el mal de ojo y tiene una finalidad muy particular para tal fin. Según la creencia turca, cada vez que observamos una persona u objeto de gran belleza, inconscientemente estamos despertando a la vez un deseo que se puede transformar en envidia y, esa envidia o deseo es enviado a la persona u objeto en forma de energía negativa, por tanto el poseedor del Nazar Boncuk evita que esa persona envíe las energías negativas y en cambio se transformen en energías positivas. Yo por si acaso me compré unos cuantos ojos turcos.

Cientos de ojos turcos dispuestos a esquivar el mal de ojo a los futuros poseedores de este souvenir

Cientos de ojos turcos dispuestos a esquivar el mal de ojo a los futuros poseedores de este souvenir.

 

2. El tráfico

Si no eres amante de la conducción extrema te aconsejo encarecidamente que no conduzcas por Turquía, pues acojona. Y en exceso. No me gustaría ofender a ningún turco con este comentario pero es que conducen fatal, empezando por la cantidad de atascos que se forman en las vías principales de entrada y salida de Estambul y terminando por la incompetente manera de conducir de los turcos, pasear por sus carreteras puede convertirse en un auténtico infierno para los que aman su pellejo y llegar enteros a buen puerto. Desde conductores que se saltan una mediana, no respetan la marcas viales (si las hay), no saben cómo se usa el intermitente para cambiar de un carril a otro, dan marcha atrás en plena autovía o adelantan por la derecha, sin duda, puedo afirmar tras observar la conducción de los turcos que conducir por Turquía es, cuanto menos, un deporte de alto riesgo.

Esta foto es de Moscú, pero al caso ilustra perfectamente de lo que hablo.

Esta foto es de Moscú, pero al caso ilustra perfectamente de lo que hablo.

 

3. La ciudad de las mil mezquitas

Estambul es conocida con el sobrenombre de la ciudad de las mil mezquitas. Y no es de extrañar. Tan sólo un vistazo al skyline de la ciudad corroboran tal sobrenombre. Y es que la silueta de la ciudad está salpicada por decenas de altos minaretes de todos los grosores y alturas. Las más importantes son la Mezquita Azul y la Basílica de Santa Sofía, que originalmente era templo cristiano, luego pasó a ser mezquita y finalmente museo. No obstante, en Estambul encontrarás una mezquita en cada esquina, con sus particularidades,  su número determinado de minaretes y sus altas cúpulas y decoración particular. Si eres amante de este tipo de templos, ya sea por la cultura o su increíble belleza arquitectónica, sin duda en Estambul lo gozarás.

Estambul, panorámica de la parte asiática

Estambul, panorámica de la parte asiática

 

4. Viajar en autobús

Al igual que es todo un infierno conducir por Turquía, he de admitir que su sistema de autobuses interurbanos es una auténtica gozada. En el servicio te agasajan, ya sea invitándote a café o a algún snack, ofreciéndote una almohada si te ven incómodo en el asiento. Los buses en Turquía disponen de wifi a bordo. TODOS; amplios asientos, televisiones individuales en miniatura para ver una película, auriculares, y un largo etcétera de comodidades que convierten viajar por Turquía en autobús en la mejor opción de cara al descanso y la comodidad. Eso sin mentar que son muy económicos o que existe la posibilidad de usar, en algunas ciudades, autobuses de servicio que te dejan pararte en el punto que quieras sin atender a paradas predeterminadas en la ruta. A ver cuando aprende ALSA.

Nuestro autobús de Estambul a Inegol en el ferry

Nuestro autobús de Estambul a Inegol en el ferry

 

5. El Gran Bazar de Estambul

Si hay algún lugar en el mundo en el que puedes comprar prácticamente de todas las especies habidas y por haber, ese lugar se llama Gran Bazar de Estambul. Las decenas de callejuelas, pasadizos, pabellones y puestecillos que lo componen hacen de este lugar toda una estampa con la que deleitar al viajero más avezado en la búsqueda de curiosidades, especies extrañas u objetos con mucho o ningún valor. En el Gran Bazar de Estambul podrás encontrar desde ropa hasta comida, bebida, café turco de alta calidad, joyería, bisutería, música, souvenirs, banderas, viagra turco, lencería, pañuelos, menaje y, en definitiva, cualquier objeto que haya inventado el hombre.

Viagra Turco para poner a tu novio palote, palote!

Viagra Turco para poner a tu novio palote, palote!

 

6. Tiene la única ciudad del mundo ubicada entre dos continentes

Estambul tiene el honor de erigirse como la única ciudad del mundo que está asentada entre dos continentes. A un lado del Estrecho de Bósforo tenemos Europa y al otro Asia. Y es que Estambul es una ciudad de contrastes la mires por donde la mires, demasiado oriental para ser Europea y demasiado occidental para ser asiática. Da mucho gustirrinín si eres de los que se flipa cambiando de sitio en un abrir y cerrar de ojos. A continuación os dejo un vídeo que grabé cuando pisé por primera vez Asia.

 

7. Veneración por la bandera de Turquía

A los turcos les flipa su bandera. Casi tanto como a los yankis. Aunque a diferencia de los yankis, los turcos identifican su bandera más con la historia de su pueblo que con el patriotismo. La bandera de Turquía son una media luna y una estrella de color blanco sobre fondo rojo. Siendo el rojo un color predominante en la historia turca ya que representa la sangre vertida por los turcos en las innumerables batallas que se libraron durante la Guerra de Independencia de Turquía. Además como souvenir queda muy bonita si te encanta el color rojo, las estrellas y la luna.

Banderas turcas, banderas turcas everywhere

Banderas turcas, banderas turcas everywhere

 

8. Les encantan y respetan profundamente a los gatos

Si eres amante de estos animales felinos entonces te encantará viajar a Turquía ya que los gatos están por todas partes y son muy amistosos con los humanos, la mayoría. No te extrañes ver auténticas manadas de felinos callejeros por cada esquina esperando su dosis de bondad humana y comida. Algunos incluso se te acercarán a hacerte carantoñas para que les acaricies. Puro amor.

He aquí una servidora encantadora de gatos

He aquí una servidora encantadora de gatos

 

9. Los perros callejeros están censados

Al igual que a los turcos les encantan los gatos, los perros no les hacen tanta gracia. Me llamó poderosamente la atención cuando me encontraba paseando por las calles del Barrio de Sultanahmed cuando me empecé a encontrar perros callejeros con un dispositivo grapado a la oreja. Le pregunté a un amable turco que pasaba por ahí que porqué tenían ese dispositivo en la oreja y me contestó “porque es seguro”, ante la cara de incertidumbre que puse al no haberle entendido bien, me explicó el amable hombre que es porque a los turcos, y a los musulmanes en general les parecen animales sucios, y los pocos perros callejeros que hay, los tienen censados y, si están libres de enfermedades les colocan ese dispositivo en una de sus orejas para advertir a los transeúntes de que es un perro “libre de rabia” o enfermedades. Cuanto menos curioso.

Perrillo con pendiente

Perrillo con pendiente

 

10. Atatürk es un Dios

Los turcos veneran muchísimo, al igual que a su bandera, a Mustafá Kemal Atatürk, Primer Ministro turco y Primer Presidente de la República de Turquía. Fueron muchas las reformas que, este estadista y general militar, introdujo en Turquía. Atatürk encabezó el Movimiento Nacional Turco, lo que desembocó en la Guerra de la independencia Turka o “Guerra de Liberación”, sus brillantes campañas militares llevaron a la liberación del país del Imperio Otomano y al establecimiento de la República de Turquía. Como primer presidente de la República, impulsó una serie de reformas que acabaron  llevando a Turquía a establecerse como un Estado moderno, democrático y laico. No es de extrañar que su figura se venere, ya que los turcos relacionan a Atatürk como el padre de la patria turca así como también al que contribuyó profundamente a modernizar el país.

Atatürk, padre de la República de Turquía

Atatürk, padre de la República de Turquía

Anuncios

3 Respuestas a “10 Cosas únicas de Turquía

  1. Pingback: 10 cosas únicas de Turquía·

  2. Gran post
    Me quedo con lo de los autobuses. Doy fe que son la mar de cómodos y que ya podrían aprender por España ; por ejemplo. Yo he viajado mucho a diferentes provincias y la comodidad y el trato son exquisitos.
    Recientemente he vuelto de Capadoccia y Pamukkale.
    Si te gusta Turquía; puedes leer mi blog que resume mas de un año de estancia.

    https://travelingonashoestring.wordpress.com
    Saludos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s